Letroblog
Ponte cómodo: sírvete tu bebida favorita, ponte las pantuflas y disfruta de un contenido variado sobre escritura, lecturas, consejos y alguna risa.

Los correctores en el parlamento editorial: no soy nadie, doctor

Si algo nos sucede a los trabajadores del mundo editorial (yo, tras noches de cavilación, todavía no he sido capaz de encontrar un porqué), es que somos víctimas inevitables, presas forzosas, cautivos necesarios (…) de ese fenómeno que no sé si con más gracia o veracidad ha sido bautizado como deformación profesional.

Convertirse en traductor profesional: aptitudes y cursos

¿Has descubierto recientemente que no puedes parar de comparar los títulos originales de las películas con los traducidos, que cuando oyes una canción en la radio en otro idioma intentas hacer tu propia versión en español? Entonces es que has descubierto que tienes un talento para los idiomas y, en particular, para traducir.