En este vídeo te explicamos los tres factores más importantes para elegir bien al corrector de tu libro y resaltamos la información más importante que debes tener en cuenta a la hora de escoger al más indicado para corregir tu novela.

Información previa

Antes de contratar a un corrector para corregir tu libro, deberías tener en cuenta que la mayoría de los correctores de textos suelen trabajar como autónomos, aunque algunos tienen su propia agencia o pueden también trabajar como equipo. 

También tienes que recordar que, si tu libro va a ser autopublicado, la corrección debería ser lo más profunda posible. Si este es tu caso, te recomendamos que la corrección involucre incluso a dos correctores en el texto. Si tienes más dudas también te aconsejamos que veas nuestro vídeo de autopublicación donde te explicamos muchos aspectos que podrías no haber considerado. No obstante, si el libro está dirigido a un concurso o a una editorial y el texto está medianamente cuidado, podría bastar con una sola corrección.

Los tres factores que hay que tener en mente

  1. El presupuesto económico para corregir tu libro
  2. El plazo de entrega que nos está dando (el tiempo que le va a llevar corregir tu texto)
  3. La atención al cliente que ofrece y cómo te sientes con ese profesional

1. Precio

Si ya has solicitado presupuestos y has recibido varias propuestas, puede que te sorprenda la disparidad de los precios entre ellas. Así, es normal que no sepas cuál va a ser tu siguiente paso. Lo primero que debes saber es que la diferencia se debe al tipo de corrección que viene incluida en cada presupuesto y el corrector deberá detallarte qué incluye su propuesta para que tu puedas decidir sobre cuál escoger para tu novela. El tipo de corrección depende mucho del tipo de texto que vayas a publicar. Así, desde Letropía, por ejemplo, pedimos una muestra del texto para valorar cómo está escrito y así determinar mejor los precios y plazos según las necesidades específicas que requiera tu obra.

Supuestos se pueden dar a la hora de recibir un presupuesto:

  • Un corrector me da un presupuesto con un precio más bajo que la media del mercado: ¡Cuidado: al final lo barato puede salir caro! Un presupuesto notablemente bajo puede indicar que el corrector quizá no se dedique profesionalmente a la corrección o que no tenga la suficiente experiencia. También podrías preguntarte si realmente va a invertir las horas necesarias en tu texto por tan poco precio o incluso si va a pagar los impuestos y cuotas de autónomo correspondiente.
  • Como en todo, cuando un precio es más bajo de lo normal, podríamos estar ante un caso fraudulento, te podrían estar engañando. Para evitar timos, deberías asegurarte de que el corrector tenga un domicilio fiscal, un teléfono, una dirección etc. ¡Cuántos más datos tengas mejor! Y si está dado de alta en la Unión de Correctores mejor que mejor
  • Un corrector me ofrece un presupuesto con un precio más alto que los demás que he recibido. Esto podría ser porque tiene un volumen de trabajo muy elevado o porque te ofrece más prestaciones que el resto de los correctores, por ejemplo, una oficina donde reuniros, te dedica tiempo de atención al cliente, te ofrece una corrección doble etc. En caso de presupuestos altos, recomendamos también que busques referencias y estés seguro de que el precio y la calidad están relacionados.
  • Si no has pedido presupuesto: Lo primero que deberías hacer es mandar tu texto para que te informen sobre su estado. De esta forma, obtendrás más información sobre lo que tardará el corrector en corregir tu novela y sobre el precio que deberías pagar por dicha corrección. Los presupuestos de corrección suelen ser personalizados, no temas en mandar un fragmento de tu texto, aunque siempre deberías registrar antes tu obra.

2. Plazo de entrega

Es importante también que sepas cuándo recibirás tu texto corregido. A la semana, los correctores podrían emplear unas 25 horas efectivas a la corrección del texto. Es una aproximación, pero tenlo en cuenta para saber que es probable que tu corrector necesite más de dos o incluso tres semanas para corregir tu libro. Es importante desmontar algunos mitos que mucha gente tiene sobre la corrección. En primer lugar, corregir un texto es un trabajo que requiere muchas horas, por lo cual si te ofrecen un plazo de entrega muy bajo, esto podría ser porque no le dediquen tanto tiempo a corregir los errores de la mejor manera posible. Por otra parte, si quieres un corrector muy solicitado y te está dando unos plazos muy largos, esto podría ser porque tiene mucho volumen de trabajo. En estos casos, si tu novela no es muy larga, deberías consultar otros correctores de libros para poder agilizar el proceso. Dependerá del interés que tengas en trabajar con dicho corrector de textos profesional.

3. Atención al cliente

Contratar a un corrector de libros es similar a la negociación de cualquier otro servicio online en el que no tienes un trato cara a cara con tu proveedor, por eso es importante tener muy en cuenta las sensaciones que te provoca cada corrector. Los correctores suelen trabajar a distancia, así que es importante que te sientas cómodo con el corrector y que el trato que te da (tanto por email como por teléfono) sea de tu agrado, teniendo en cuenta que el corrector necesitará estar concentrado y que deberás darle un margen de tiempo para que él se ponga en contacto contigo cuando sea preciso. La corrección se basa en una relación de confianza tanto por parte del cliente como del corrector ya que el corrector se fía de que el cliente le va a pagar y el cliente confía que el corrector realizará el mejor trabajo posible. Si este no es tu caso, te recomendamos consultar otras opciones. 

Si estás buscando a un corrector o tienes dudas sobre alguno de los tres factores, te invitamos a que contactes por correo o teléfono con nosotros,  que nos mandes una muestra de tu texto si quieres corregir tu novela y nos pondremos en contacto contigo.

Si te gustó este vídeo o quieres saber más, suscríbete a nuestro canal de YouTube.