¿Quieres escribir tu libro de no ficción este 2020? En este artículo quiero enseñarte las 3 claves básicas para que puedas crear la base sobre la que escribirás tu libro.

Hay 3 aspectos que necesitas definir sí o sí antes de que te pongas a escribir. Te recomiendo que tengas una libreta a mano donde puedas ir apuntando tus ideas, porque luego podrás recurrir a ella cuando estés dando forma al libro.

1. El tema: de qué trata tu libro

Aunque te parezca obvio, hay gente que mezcla temas o que intenta abarcar un tema demasiado amplio. Tienes que acotarlo todo lo posible. Por ejemplo, yo podría escribir un libro sobre “el mundo de la edición”, pero también podría acotar ese tema y hablar solo sobre “cómo funcionan las editoriales independientes”.

Ejercicio: escribe en tu cuaderno la palabra TEMA y al lado el que vas a elegir. Puedes apuntar varias ideas, observa cuáles son más amplias y cuáles más concretas.

2. El lector: a quién te diriges

Esto es tan importante como saber a quién vendes tus productos. Dependiendo de a quién queramos ofrecerle la información de nuestro libro, el tono y el estilo cambiarán. Tendremos que adaptar nuestra escritura al lector objetivo y también el tema tiene que ir de la mano de este. Por ejemplo, no tendría sentido que un libro sobre “cómo reacciona tu cuerpo durante la menopausia” esté dirigido a hombres o a mujeres de veinte años.

Ejercicio: escribe en tu cuaderno la palabra LECTOR e intenta definir al máximo quién puede estar interesado en lo que tienes que contarle, a quién puede resultarle más útil. Si sigo con el ejemplo de mi libro sobre “cómo funcionan las editoriales independientes”, mi lector sería: persona mayor de 25 años y menor de 50 relacionado con el mundo de la edición (corrector, maquetista, escritor, agente literario). Como ves, es un perfil muy concreto.

3. La utilidad de tu libro: para qué sirve

Si estás escribiendo un libro de no ficción, tu propósito no debe ser entretener, sino enseñar o guiar al lector, aportarle algo de utilidad que pueda aplicar a su vida para mejorarla. Por eso debes tener muy claro para qué sirve tu libro. Volviendo a mi ejemplo, mi libro sobre cómo funcionan las editoriales independientes para profesionales del sector tiene la función de informar a los lectores sobre cómo funcionan las editoriales independientes a diferencia de las grandes y quizá cómo se puede montar una o trabajar en ellas. Es decir, es un contenido muy formativo. También puede entretener al lector, pero ese no es el objetivo principal.

Ejercicio: escribe en tu cuaderno una frase que defina lo que va a ganar tu lector cuando termine de leer el libro.

Si estos ejercicios te han ayudado, te recomiendo que veas ya el taller Emprende tu libro, es gratis y aprenderás todavía mucho más sobre cómo escribir tu libro de no ficción este 2020.