Seguramente, si estás pensando que tu obra necesita una corrección, unos ojos que la miren desde fuera y valoren cuáles son sus errores, lo primero que te hayas preguntado sea: ¿cuánto cuesta corregir mi libro? Es normal, es posible que nunca hayas tenido que recurrir a un corrector profesional y que la valoración económica y las tarifas de corrección sean para ti un misterio. En este artículo te voy a ayudar a conocer a qué factores están sujetas las tarifas de corrección del sector y de nuestros correctores de texto en Madrid.

Lo primero que tengo que decir sobre este tema es que, si bien en algunas profesiones sí hay unos mínimos estipulados por un organismo o por el propio gremio, en la corrección de textos no es así, y quiero dejarte esto claro para que prepares tu mente para una gran variedad de presupuestos y ofertas que te harán más difícil saber por quién decidirte.

UniCo es la unión de correctores, nuestra asociación, y te recomiendo que eches un vistazo a su información acerca de la profesión. También disponen de una guía muy buena para saber qué esperar de este servicio y donde informan tanto a clientes como a los correctores sobre los límites de nuestra profesión.

¿Cuánto cuesta corregir mi libro? ¡Ve al grano, Clara!

Bien, y entonces, ¿en qué se basa un corrector profesional para poner sus tarifas de corrección? Pues, como todo, habrá que tener en cuenta lo siguiente:

  • Las horas de trabajo que empleará en tu texto. Estas horas de trabajo dependerán no solo de la longitud del texto, también del estado en que se encuentre. Por eso los presupuestos suelen ser personalizados.  
  • Los recursos que emplee el corrector profesional para realizar el trabajo y la fiabilidad que proyecte. Es decir: ¿está dado de alta como autónomo?, ¿tiene una oficina física donde puede atenderte?, ¿trabaja solo o en equipo?, ¿paga publicidad para que lo encuentres?, ¿cumple con normas como la RGPD (nueva ley de protección de datos)?, ¿tiene una reputación o buena imagen basada en una buena página web o en un perfil social muy visible?, ¿has encontrado reseñas muy positivas sobre su trabajo? Todo esto eleva las tarifas, pero te da tranquilidad como cliente, ¿no es así?
  • El plazo de entrega también hará que varíe bastante el coste. Si exiges un plazo de entrega inferior al que el corrector profesional te ofrece, es posible que te incremente un porcentaje (normalmente el 25%) sobre la tarifa de corrección habitual para que tengas tu texto a tiempo. También si el profesional de corrección, ya sea una persona particular o una agencia, te ofrece un plazo de entrega corto, puede que su tarifa sea más alta que la de otros.
  • El tipo de corrección que te ofrezca. Debes saber que habrá correctores que te ofrecerán corrección de estilo o corrección ortotipográfica. Yo soy de la opinión de que los dos tipos son necesarios para que el resultado de la corrección sea el mejor. Si te ofrece una corrección doble realizada por dos profesionales en vez de solo una corrección, es lógico que el presupuesto sea más alto, pero la calidad del resultado también.
  • ¿El corrector profesional que tienes en mente te va a hacer sugerencias y propuestas sobre tu texto? Para saberlo, lo mejor es que pidas una muestra gratuita del resultado. Ahí se suele ver cuál va a ser el trato que te ofrezca y si te va a dejar formar parte de ciertas mejoras o si su trabajo se va a ceñir a no dejar una coma fuera de lugar. Esto dependerá mucho de la voluntad del corrector, no es algo que tenga por qué hacer, pero, si lo hace, seguramente lo cobre, igual que el resultado puede que sea mejor que si no lo hace.
  •  ¿El corrector profesional que tienes en mente te va a asistir cuando tengas algunas dudas sobre otros temas relacionados con tu libro (trama, como publicarlo, etc.)? Esto no es algo que hagan todos los correctores de texto profesionales, como lo anterior, también nace de la voluntad y conocimiento de cada uno. Pero si lo hace, es posible que su tarifa sea más alta.

  • ¿El presupuesto y las condiciones de trabajo están claras? Si te envía un presupuesto donde se especifique qué va a hacer y qué no, te ayudará mucho a analizar si es lo que necesitas y podrás comprobar que su tarifa se corresponda con ello.

Como he dicho, hay un gran abanico de oferta en el sector del corrector profesional. Si lo piensas, es como cualquier otro sector. ¿Cuesta lo mismo un café en el centro de la ciudad en un local de moda y un café en un bar sencillo de las afueras? ¿Cuesta lo mismo la entrada a un concierto de un cantante famoso y la de un grupo que empieza?

Es normal que tus ojos hagan chiribitas con un presupuesto de corrección de un coste bajo, pero, antes de aceptarlo, ojo, ten en cuenta que podrías estar contratando lo siguiente:

  • Un profesional de la corrección que tiene poca experiencia.
  • Un profesional de la corrección con poco volumen de trabajo.
  • Un corrector de textos que no se dedica a ello como profesión, sino como afición.
  • Un corrector no cualificado (ni por experiencia ni por cursos específicos).
  • Un corrector no profesionalizado que no cotiza a la Seguridad Social ni paga el IVA.
  • Un profesional de la corrección habituado a trabajar con otro tipo de cliente que tiene necesidades diferentes a las tuyas, como editoriales y empresas que emplean otro modus operandi (por ejemplo, que hacen más de una corrección, pero con diferentes correctores).
  • Un profesional de la corrección que trabaja solo, que no tiene oficina ni un buen servicio de atención al cliente (¿tiene una dirección postal en su web?, ¿y un número de teléfono corporativo?), y que, en cuanto termine con tu proyecto, no tendrá tiempo para responder tus dudas, simplemente, porque, aunque quiera, no tendrá la capacidad para atender a muchos clientes a la vez.
  • Un profesional de la corrección que te dedicará un número de horas limitado y quizá no el necesario: solo tienes que ver el total del presupuesto y tener en cuenta que no debería dedicar menos de una hora por cada 3.000 palabras. Por ejemplo, si la base imponible del presupuesto son 100 euros (sin IVA) y tu texto tiene 30.000, por lo menos, debería dedicar 10 horas a tu texto. Eso significa que estaría cobrando 10 euros la hora o menos (si te atiende por teléfono o por email, ya es algo más de tiempo). Así que piensa: ¿es muy buena persona y cobra poco (quizá no tiene experiencia o no vive plenamente de corregir) o le dedica poco tiempo a tu texto?

Espero que todos estos datos te sirvan para contratar el servicio profesional de corrección de textos más adecuado a tus necesidades y a tu bolsillo, pero sabiendo siempre cuáles son las diferencias, y que ya no te preguntes “¿cuánto cuesta corregir mi libro?”. Si estás pensando en corregir tu libro o un texto importante para ti, anímate a pedirnos un presupuesto adecuado a tus necesidades a través del formulario. Si nos haces llegar un fragmento de unas 1.000 palabras y nos dices el número total de palabras, no solo recibirás un presupuesto pormenorizado, también una muestra del resultado para que veas de primera mano lo que te ofrecemos.

Solicita la Corrección de tu libro

Política de privacidad

ACEPTO LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE LETROPÍA