Conoce cómo trabaja realmente un corrector y cuál es el coste de corregir tu libro. Dos factores que te explicamos en este nuevo artículo. Especialmente indicado para ti, si tienes entre tus mano un libro y te interesa que lo corrijan antes de publicarlo (y ¡te aseguro que te interesa!).

Es  importante aclarar que los textos que llegan a Letropía no son revisados por personas ultratécnicas, ni se escanear bajo ningún proceso informático. Tampoco le damos al botón de “verificar ortografía” en Word y hala, a por otro, ¡no! Es un proceso más complejo y laborioso.

A pesar de que la profesión de corrector tiene bastante solera, es muy poco conocida y se puede caer en el error de pensar, que todas las correcciones se realizan de la misma forma o que todos los correctores estarían de acuerdo ante una misma corrección.

La labor del corrector es completamente artesanal e introduce conceptos como corrección de estilo y/o corrección ortotipográfica, que si no estás habituado a escuchar, te pueden sonar un poco a chino.

Espera, vamos a ponerte un ejemplo gráfico para que lo entiendas mejor. Imagina un suelo de parquet, ¿vale?

El proceso de corrección ortotipográfica, se podrían asemejar a barrer ese suelo, en el que solo estás quitando las pelusas que serían las erratas y faltas de ortografía. No estás profundizando en la suciedad que pueda haber. No estás ni fregando el suelo, ni encerándolo, que es lo que se consigue con la corrección de estilo.

Por otra parte está el coste que supone ese proceso de corrección del que hablamos, que dependerá del número de palabras totales de tu libro, del número de cambios y mejoras a realizar y también los correctores que intervienen en la revisión para garantizar el mínimo número de errores posibles.

En el siguiente vídeo, Clara te enseña la figura del corrector y el coste de corregir tu libro, en cifras, paso a paso. Descubrirás cosas realmente interesantes de esta figura editorial.

¡No te lo pierdas! El corrector debe ser la última persona que lea tu obra, antes de ser impresa y desde Letropía te recomendamos que tengas esto muy en cuenta a la hora de contratar el proceso de corrección editorial.

Como sabemos que después de ver el vídeo, te has quedado con ganas de más, te dejamos este enlace para que puedas ver dos muestras donde se aplica solo la corrección ortotipográfica y otro, con ambas. En este caso nuestro servicio de corrección Premium.

En este artículo además, te detallamos lo que debes considerar antes de contratar una corrección y el porqué de los precios de corrección.

¿Qué te ha parecido? Compártelo con nosotros en Instagram y síguenos en nuestro canal de Youtube